FRATELLI TUTTI – Implicancias de una “bomba” conceptual, espiritual y política

La nueva encíclica de Franisco es a la vez una bomba y una botella al mar. Un grito solitario y un susurro de multitudes. La expresión de un sueño y una advertencia tremenda. Un escrito personal con una impronta colectiva y coral. Al atardecer del jueves 8 de octubre, presentamos la Fratelli Tutti con más de doscientos fratelli/sorelle, y acá traemos lo que compartimos en esa tarde de esta primavera difícil y singular.

HERMANOS TODOS: frente a frente

En unos días, Francisco hace pública su primera encíclica después de Laudato Si: “Fratelli tutti”. Vuelve a la colina de Asis para firmarla en la tierra del santo de la alegría y la pobreza del que tomó su nombre y que cita en el título. Señala la amistad social como el remedio básico para las enfermedades “físicas, sociales y espirituales” de las cuales la indiferencia ante la injusticia y el dolor de los otros es la más peligrosa. Nos adelantamos unas semanas para inscribirla en nuestra historia y nuestras historias de acá, presentar el marco de sus planteos y disponer algunos puntos para interpretar su contenido activamente. 

×