Indomita luz

Lo que se escucha cada domingo en el Angelus desde el balcón de Santa Marta en la ciudad del Vaticano, parece muchas veces pensado en el London Cafe de Peru y Av. de Mayo, o en la peluquería de al lado del Cabildo.

Cuando un argentino, para más datos porteño, es elegido Papa, termina hablando de niños perdidos en una cueva en Tailandia o del conflicto entre Palestina e Israel, pero necesariamente lo hace desde una mirada con raíces y genealogía. Y cuando los traductores de encíclicas buscan cómo traducir al latín expresiones como “primerear” u otras futboleras o …tumberas acaso, las cuestiones de la agenda global resuenan con otras resonancias.  

Un latín con aires de tango es la contrapartida de cuestiones internacionales y planteos globales pensados desde una larga memoria argentina. Periférica a lo Borges, si cabe.

La geopolítica del Papa: #UrbiEtOrbi (bendicion a la ciudad y al mundo), trae a nuestras plazas, ágoras y mesas de café las cosas que por el mundo en guerra solapada y transformación vertiginosa va diciendo el Papa argento.

LA PATRIA AL HOMBRO: el pensamiento de Francisco y los desafíos políticos argentinos

Francisco es una figura potente y a la vez controversial. Sería un desperdicio tanto
ignorarlo o encasillarlo como mitificarlo de manera inercial.
El Papa argentino es un operador y un referente. En lo que él dice y representa
hay pistas sobre como podemos salir de este laberinto. Vale para cualquier
ciudadano del planeta y sobre todo para nuestra tierra.

LOS HERMANOS SEAN UNIDOS

El presidente y el Papa se encuentran. Los dos son nuestros. Compatriotas que dialogan en un momento crucial del mundo y de sus respectivas instituciones.

El abrazo que se den, dibuja una intersección de temas y problemas en el que podemos reconocernos. Más que una foto de protocolo estamos ante una imagen de uno de los tantos encuentros que debemos construir para salir de esta.

4 PRINCIPIOS: DISCERNIMIENTO, CONSTRUCCION Y FELICIDAD DEL PUEBLO

En esta etapa del país desde #FF tenemos una convicción: el pensamiento de Francisco es uno de los aportes más fuertes que tenemos para pensar las cosas que hay que hacer para reconstruir el país, darle forma a lo colectivo y para vivir nuestra y nuestras vidas. No es...

ALEGRÍA PARA TODO EL PUEBLO: RECOMIENZO

El pueblo en general, y los que tenemos un compromiso político en particular, estamos haciendo la experiencia de preparar y esperar a la vez algo que no se trata meramente de un cambio de gobierno. Se siente una brisa de recomienzo en el aire, como invitación, pero al mismo tiempo como exigencia. Son días de liturgias, ceremonias y fiestas. Sagradas, profanas, populares e institucionales. Para procesar todo esto, desde #FactorFrancisco creemos que el pensamiento de nuestro compatriota que la pelea desde Roma puede servir de manera especial para volver a pensar que nos pasó como pueblo en estos años, que se está procesando en estos días y que nos demanda el tiempo que se viene en Argentina.

YA SABEN LO QUE PIENSO. VOTEN A CONCIENCIA

¿Que peso puede tener la opinión del Papa en la definición del voto de un ciudadano de esta periferia anómala llamada Argentina? En 2015, en la recta final de ese mano a mano denominado ballotage, Francisco fue breve al responder a un periodista que pidió un mensaje...

MARÍA MAGDALENA, LA RESUCITADORA

#FF comparte una entrevista al teólogo español Xabier Pikaza. La lectura de buenos teólogos y de buena teología no es habitual entre los del mundo cristiano y tampoco, claro, entre gentes de otros ámbitos. La fiesta de María Magadalena, instituida como tal por Francisco, nos da la oportunidad de dar el puntapié inicial en esto, que es una intuición nuestra: leer buena teología es bueno para cosas y personas que van mucho más alla de lo estrictamente religioso.

FACTOREANDO A FRANCISCO. EL PAPA ARGENTINO COMO POLIEDRO

Al final del mundo que conocimos irrumpe otra vez el nombre Francisco con la potencia de lo que quiere ser un recomienzo. Llega con la fuerza de la periferia y viene cargada de la potencia de nuestro pueblo y su historia. Un Papa argentino es un acontecimiento de la Iglesia Universal, de la historia de nuestro mundo, un desafío teológico, histórico, cultural y político. Francisco corre la vara, dobla la apuesta y por ese mismo camino queremos ir. Hay que arriesgar. La astucia es un valor y el tiempo lo demanda. La historia invita, la memoria sabe y empuja, la coyuntura lo exige.

PASCUA: DERROTA, REDENCIÓN Y MULTITUDES

#LaLecturaDelDomingo de Pascua propone un recorrido por los sentidos de la vieja fiesta planteados desde Argentina y en una perspectiva de construcción política. Queremos que este texto sea también una invitación a leer uno de los mensajes de Francisco en esta Semana Santa. Como cada cosa que dice desde Roma, puede ser leida como una reflexión sobre la realidad argenta proyectada como mensaje universal.

EDUARDO VALDÉS: Un papa latinoamericano, la confesión de Diego, lo que «The Economist» sabe, y otras cosas que empiezan con p.

Humo blanco. Desde hace seis años, lo primero que se hace en el Vaticano cuando sale el sol cada mañana es poner la pava para unos mates. Hay un jesuita, hincha de San Lorenzo y argentino nacido en Flores, que desde Roma desafía los muros, provoca a la burocracia vaticana y le enseña a todo el mundo que Dios no se cansa de perdonar. Eduardo Valdés pudo ver todo esto en primera persona como embajador argentino ante la Santa Sede.

NUESTROS MUERTOS QUIEREN QUE CANTEMOS

Hay Iglesia en la marcha del 24 de marzo, no porque vayan algunos que son cristianos, sino porque hay mujeres que no se resignaron ni resignan a la muerte, cuya sed de justicia las hace seguir andando. Hay mujeres que resucitan nietos perdidos, los recuperan, los devuelven a la vida y los llevan al banquete de la identidad, del amor, a la sede de su verdad. Este año, la Iglesia reconoce esto: se da cuenta. Le hace caso a lo que el pueblo ya sabe, lo registra y lo pone para la Iglesia universal como ejemplo. Cuatro víctimas del terrorismo de estado son elevadas a los altares. El obispo Enrique Angelelli, los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Grabriel Longeville y el trabajador rural Wenceslao Pedernera.

×