ENVIADOS A LAS MULTITUDES

La noción de ungido tiene un peso especial en el pensamiento de Francisco. La unción es la elección y quien es elegido es ungido. La unción es el momento en que la elección toca el cuerpo y la identidad de quien es elegido. Es un mandato para ir al encuentro e involucra una tarea de cuidado y salvación del pueblo. Salvar al pueblo no es un cuestión metafísica o piadosa. Es sobre todo un mandato que tiene que ver con un reencuentro del pueblo con su propio núcleo, historia y proyecto.

YA SABEN LO QUE PIENSO. VOTEN A CONCIENCIA

¿Que peso puede tener la opinión del Papa en la definición del voto de un ciudadano de esta periferia anómala llamada Argentina? En 2015, en la recta final de ese mano a mano denominado ballotage, Francisco fue breve al responder a un periodista que pidió un mensaje...